Podología pediátrica: ¿Por qué es importante?

La Podopediatría o la podología infantil es la parte de la podología que estudia las patologías desde que nacemos hasta que termina gran parte de nuestro desarrollo.

El niño está en continuo crecimiento y se pueden producir alteraciones funcionales y morfológicas a nivel del miembro inferior. Concretamente los pies de los niños están formados en gran medida por cartílago y a medida que van creciendo se va osificando.

Por ello, durante esta fase de desarrollo tenemos la posibilidad de realizar correcciones en los pies del niño y así evitar graves problemas en la edad adulta.

Es realmente importante realizar un seguimiento de la evolución de la pisada en los niños, detectaremos si existe patología y al estar en una fase de desarrollo, aplicar un tratamiento a tiempo es fundamental para corregir totalmente la patología de base.

La prevención en el pie del niño es fundamental ya que el no encontrar patología en edades prematuras, no significa que no pueda desarrollarla. Por ello aunque no se detecte ninguna anomalía en la marcha del niño es importante realizar un estudio biomecánico de base, realizando revisiones periódicas según se vayan sucediendo las diferentes fases de desarrollo.

A su vez, como podólogos, podemos tratar todas las afecciones y patologías que se puedan dar a nivel del pie y enseñaremos al niño, el correcto corte de uñas, hábitos saludables para el pie. En conclusión a autocuidarse los pies para prevenir complicaciones futuras.

En Clínica JLM contamos con un área de podopediatría para realizar un estudio de la pisada de los niños. Además, contamos con profesionales cualificados para tratar diferentes patologías que puedan tener

 

Leave a reply